CASA HOGAR DE

NUESTRA SEÑORA DEL CAMINO

El envejecimiento poblacional se ha constituido en uno de los fenómenos más importantes de este siglo, dado que su desarrollo traerá modificaciones estructurales (a nivel social, económico y cultural) importantes en el país. Es, en sí, un proceso ineludible de cambio en la estructura por edades, donde ocurre un aumento relativo de las personas viejas y una disminución relativa de los niños y jóvenes. Este proceso es intrínseco al proceso de la transición epidemiológica y demográfica que vive México y el mundo y está caracterizado por la reducción sostenida de la mortalidad y la baja fecundidad.

A nivel individual la vejez es un suceso de siempre; todos los seres humanos envejecemos. Aunque este es un acontecimiento que se da repetidamente, en la actualidad no tiene un significado claro y preciso ya que han surgido diferentes aportes teóricos a medida que la población de personas adultas mayores crece, se hace más longeva y con ello surgen los conflictos económicos, sociales y éticos que se han formados alrededor de este fenómeno que afecta no sólo a los protagonistas sino a toda la sociedad.

Existen factores muy importantes que hay que considerar y que respaldan la necesidad actual de los proyectos sociales con este sector de la población, vulnerable en muchos sentidos: tenemos así la pobreza existente, la falta de soportes institucionales efectivos en cuanto a la economía y a la atención de la salud de las personas adultas mayores, el problema a nivel de los lazos familiares y lazos intergeneracionales, la violación constante de los derechos de las personas adultas mayores. Estos factores que afectan a la población de adultos mayores hacen que las intervenciones que hace la Casa Hogar en este sector etario de la población estén justificadas.

Consideramos así, que los problemas generados en esta sociedad mexicana alrededor del proceso de envejecimiento acelerado de la población, por cuanto hay un faltante importante de apoyo y soporte institucional, debe ser responsabilidad de todos los sectores tanto públicos como privados, así como la sociedad civil, y las personas físicas, de manera que nuevamente se genere la solidaridad intergeneracional que tanta falta hace actualmente lo cual podría sacar adelante las manifestaciones negativas del fenómeno.

La lucha que se debe realizar a través de las intervenciones sobre este grupo etario es la que nos permita aspirar a que la esperanza de vida ganada mediante el desarrollo de la economía, la ciencia y la técnica, investigaciones y aplicaciones de medidas sanitarias, alimenticias, entre otras cosas, vaya aparejada con una calidad de vida que implique que las personas adultas mayores puedan envejecer con capacidad funcional y salud biopsicosocial, con autonomía y condiciones económicas de acuerdo a su dignidad humana.

No. de cuenta: Banamex Suc. 242 Cuenta no. 6772828
Referencia: SANANGEL 31
a nombre de: Fundación de Ayuda a la Ancianidad i.a.p.
Clabe: 00218024267728281


Copyright © 2017 Fundación de Ayuda a la Ancianidad by JVL